Desde tempranas horas de la mañana de este viernes, funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE) continúan desplegados en las panaderías de la ciudad capital como parte de las acciones que adelanta el Ejecutivo Nacional para garantizarle al pueblo el acceso al pan. El Superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, William Contreras quien supervisó personalmente el operativo, afirmó que el Gobierno Nacional no descansará hasta normalizar la cotidianidad en lo que al acceso de este rubro se refiere. “Hemos estado verificando que se cumpla con el protocolo establecido en el Plan 700 ordenado por el presidente Nicolás Maduro, donde se indica que las panaderías deben iniciar la venta del pan a partir de las seis de la mañana”,afirmó. Durante el recorrido fueron detenidos cuatro ciudadanos señalados de practicar la reventa del producto, tipificado como delito socioeconómico en el articulo 55 de la Ley Orgánica de Precios Justos. Desde una de las panaderías ubicada en la parroquia San Martín el usuario Ramón López exhortó al Ejecutivo mantener la continuidad de los operativos ya que a su juicio son necesarios para garantizar que el producto llegue a los hogares sin condicionamientos. Entre tanto la señora Victoria Fonseca señaló que se debe poner mano dura contra los bachaqueros ya que son quienes además de la guerra económica arreciada por los empresarios son los que hacen daño al pueblo. Finalmente, Contreras destacó que los operativos continuarán ejecutándose para proteger los derechos socioeconómicos del pueblo.