El gobierno falconiano siguiendo órdenes del Ejecutivo Nacional y de la mano con la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), salió nuevamente a la calle a defender los derechos socioeconómicos de los venezolanos y de esta manera hacer cumplir la Providencia Administrativa número 1.348, para enfrenta a los vendedores informales, ambulantes y revendedores quienes son cómplices de esta brutal guerra económica que diariamente golpea el bolsillo y debilita el sustento de las familias de esta región.

 

En una operación conjunta con organismos de seguridad de la entidad los guardianes de los derechos del pueblo, pusieron a disposición de los más necesitados, rubros de la cesta básica, donde se lograron beneficiar más de 300 personas.

 

Entre los alimentos que fueron puestos a disposición del pueblo falconiano se encuentran arroz, maíz, cartones de huevo, azúcar, café, granos, margarina, harina de trigo, harina precocida, así como también artículos de aseo personal, los cuales fueron ajustados según sus márgenes de ganancia, como lo establece el estamento jurídico de la Sundde.  

 

Es importante corroborar que todos estos productos que expendían los vendedores ambulantes no poseían facturas, lo que llevó a los funcionarios tomar las medidas pertinentes y efectuar una venta supervisada.

 

Cabe recalcar que durante dicho despliegue se presentaron conatos de disturbio aupados por los mismos vendedores ambulantes quienes se oponían a entregar su mercancía, donde los cuerpos de seguridad reaccionaron disolviendo a los manifestantes.