En el marco de la Guerra Económica y siguiendo lineamientos del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE), ha venido realizando desde el pasado jueves operativos y procedimientos de verificación en cual fue titulado En Búsqueda del Eslabón, que se lleva a cabo en el estado Monagas.

Más de 50 fiscales de la Sundde y efectivos de seguridad del estado lograron abordar a más de 145 establecimientos comerciales, entre economía formal e informal, quienes realizaban ventas de productos de la cesta básica, farmacéuticos y de primera necesidad a precios especulativos, incumpliendo con la Ley Orgánica de Precios Justos de acuerdo al artículo 49 la Especulación. De esta manera se vieron beneficiadas total de 6 mil 859 personas.

Dichos procedimiento se efectúan con la finalidad de garantizarle al pueblo el acceso a los productos de la cesta básica, artículos de higiene personal e higiene del hogar, nacionales e importados. Detallando que los márgenes especulativos se encontraban entre un 90 hasta un 400 por ciento del precio del producto.

Durante el procedimiento se verificaron facturas, procedencia de mercancías, así como, verificación de los depósitos y almacenes de los sujetos de aplicación, por lo que se aplicaron las siguientes medidas: ajuste inmediato de precios y ventas supervisadas de mercancías.

 

Dicho procedimiento se aplicó en los sectores Sabana Grande y La Flores de la parroquia Las Cocuizas del municipio Maturín.

 

Con estas instrucciones del presidente Maduro se ha logrado frenar la especulación en los precios significativos de bienes, delito socioeconómico tipificado en la Ley Orgánica de Precios Justos, en su artículo 49, así como también la Reventa de Productos y el Condicionamiento artículo 55 y 56 de la misma Ley.

 

Nueva Esparta también implementa Operativo del Eslabón Perdido

En la entidad neoespartana fueron visitados comercios en la localidad de Juan Griego, específicamente Inversiones el Punto Verde, donde se detectó especulación en el precio de sus productos. De esta manera se verificaron facturas y se realizó una inspección en los depósitos y almacenes del establecimiento para ordenar el ajuste inmediato de precios y de esta manera realizar una venta supervisada donde se beneficiaron un aproximado de 10 por ciento de la población de dicha localidad.