Un total de nueve mil 912 unidades de repuestos de vehículos fueron comisados por orden de los funcionarios de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE) en el estado Falcón, los cuales estaban siendo acaparados por la empresa Inversiones Conasum ubicada en la ciudad de Punto Fijo.

 

En la información solicitada por los funcionarios de la institución se detectó que la mercancía fue importada con dólares asignados a través del Sistema Marginal de Divisas (SIMADI) en el año 2016, a un monto de Bs 645, y no habían sido comercializados hasta la fecha.

 

Además del acaparamiento detectado, delito socioeconómico sancionado en el artículo 52 de la Ley Orgánica de Precios Justos, se determinó que los márgenes de ganancias a los que eran vendidos los repuestos alcanzaron hasta el 12 mil 400 por ciento. Un ejemplo de ello es una bomba de agua para vehículo marca Chevrolet  modelo Spark Matiz, adquirida en su momento a razón de 855 bolívares estaba siendo vendida en 108.999 bolívares.

 

VELO CORPORATIVO DETECTADO

 

Además del establecimiento visitado, los dueños tenían una triangulación entre empresas CONASUM y dos más, identificadas como C12, y CMPP 2014, por las cuales revendían los productos. Se determinó que además de los ilícitos antes mencionados cometió Boicot (art. 53) y desestabilización de la economía (art. 54).

 

Se ordenó el comiso de la mercancía, ocupación temporal del establecimiento y la solicitud de sanción penal para el responsable de tales violaciones a los derechos socioeconómicos de los venezolanos.