A las 3 pm del miércoles, María Araujo arribó a la Policlínica La Arboleda, en San Bernardino, con su hijo de nueve años de edad, “prendido en fiebre”. Su intención era hacerlo ver con un médico por emergencia, pero ese objetivo se estrelló contra un muro de granito cuando mencionó el nombre de su compañía aseguradora.

“Cuando le dije que mi póliza era de Seguros Universitas, me exigieron Bs 90 mil como requisito para el ingreso, aunque me dieran la clave. Como no llevaba efectivo en ese momento, tuve que recurrir al seguro de mi esposo para poder ingresar a mi hijo”, señaló la mujer, visiblemente afectada.

La apreciación de Araujo es que sus derechos fueron violados, porque ella estaba confiada en que sería atendida con su póliza de seguros. “Menos mal que mi esposo también tiene póliza por su trabajo, porque si no me hubiera metido en un problema”, subrayó.

El equipo de Ciudad CCS acudió a este centro de salud privado para constatar esta denuncia y en ese lugar se pudo corroborar la versión de la señora Araujo.

“El monto de cobertura de la póliza de Seguros Universitas es muy baja, apenas cubre Bs 250 mil, y el monto mínimo de la atención por emergencia está en Bs 350 mil. Pero no se preocupe; ese dinero es reembolsable en caso de que el monto facturado por la clínica no supere el monto de cobertura de su póliza”, señalaron en la administración de ingresos por emergencias de la Policlínica La Arboleda.

CLÍNICAS PEQUEÑAS MÁS AMBICIOSAS

En la Clínica Nueva Caracas, con sede en la calle Real de Los Magallanes de Catia, en la parroquia Sucre, la situación del cobro de una cantidad de dinero por adelantado para poder ingresar al paciente es parecida a la del centro anterior.

“Los familiares del paciente deben hacer un depósito de Bs 200 mil, señor, porque resulta que las empresas aseguradoras pequeñas tienen bajos montos de coberturas. Un ejemplo de ellas son las pólizas de Universitas, cuyo montó de cobertura es de Bs 250 mil. Los Bs 200 mil que se están pidiendo para el ingreso del paciente son suplementarios a la cobertura de la póliza que, si no son necesarios, serán devueltos en su totalidad”, señaló una empleada de admisión.

Detalló que la misma política aplica para otras empresas aseguradoras pequeñas, que muchas veces suelen llevar las coberturas de pequeñas empresas y comercios privados, así como de algunos entes públicos.

Entre tanto, en la clínica Cemo, cuya sede se encuentra en Los Chaguaramos, también están exigiendo como requisito para ser atendido por la emergencia Bs 200 mil.

En ese lugar, los alegatos de la empleada de la administración se basaron en que el monto de cobertura de las pólizas de las empresas pequeñas como Seguros Universitas son “muy bajos”.

“El costo mínimo por la atención en el servicio de emergencias está en Bs 350 mil. Los Bs 200 mil que estamos solicitando a los asegurados de estas pólizas se piden para cubrir la diferencia, porque esas empresas pequeñas siempre quedan debiendo a la clínica”, acotó.

Es violatorio de los derechos fundamentales

“Solicitar dinero extra para ingresar a los pacientes asegurados por las salas de emergencias de los centros de salud privados es una práctica ilegal, debido a que el derecho a la salud es un derecho constitucional”, aclaró el superintendente nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, William Contreras.
“Este es un tema que teníamos tiempo que no escuchábamos; precisamente el del cobro de dinero por adelantado. Eso está expresamente prohibido en el marco regulatorio vigente. Nosotros vamos a ordenar inmediatamente el levantamiento de información para determinar cuáles son las clínicas que están incurriendo en esta práctica”, subrayó.
Contreras recomendó a los pacientes a los que se les presente este tipo de situaciones, que acudan a realizar las denuncias respectivas ante la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde). Agregó que también atienden este tipo de anomalías en la Sala Situacional que tienen de manera conjunta con la Superintendencia Nacional de Seguros.

Sundeaseg: la medida es unilateral

“Las clínicas privadas que están aplicando estas políticas a los pacientes asegurados, lo vienen realizando con base en una decisión unilateral”, señaló José Luis Velásquez, superintendente adjunto de la Superintendencia de la Actividad Aseguradora (Sundeaseg).
Explicó que estas decisiones se han tomado en cada una de las administraciones de los centros de salud denunciados por los pacientes.
Expresó que, aunque la institución representada solo es garante del buen desenvolvimiento de la actividad aseguradora, se ha puesto en marcha una Sala Situacional de Atención al Soberano, conjuntamente con la Sundde y otros organismos de protección social del Estado, donde se están recibiendo las denuncias de las personas que se sientan afectadas en este tipo de situaciones.
El funcionario concluyó diciendo que están atentos a la regulación de la actividad aseguradora, para que este servicio se preste según la normativa legal vigente.