La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) conjuntamente con una comisión de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) y Hacienda Municipal, realizaron una inspección a la Comercializadora Deras 23, ubicada en el municipio San Diego del estado Carabobo, donde hallaron presunta evasión de impuestos.

 

Durante la fiscalización se evidenció que dicho local comercial se dedicaba a la compra de oro, no poseía caja registradora, ni reportes del punto de venta, asimismo se detectó que este comercio realizaba avance de efectivo y contaba con un capital de 3 mil cuatrocientos cuarenta y cinco millones de bolívares.Así como también se detectó la venta de productos de la cesta básica tal como: harina de maíz, arroz, pasta, harina de trigo a precios especulativos.

 

Los Efectivos de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) , procedieron de manera inmediata a la detención del ciudadano Ronald Jhosua Azuaje, encargado del comercio, quien se encontraba incurriendo en el delito de especulación el cual se encuentra enmarcado en la Ley Orgánica de Precios Justos.

 

Dicho ciudadano se encuentra a ordenes del Ministerio Público, quienes se encargaran de efectuar las investigaciones respectivas.

 

Este sujeto se encontraba incumpliendo con formalidades relativas al marcaje de precios de los bienes y servicios, en la venta de los productos a un precio superior a lo  establecido en dicha ley. Además de no poseer lista de precios en los productos exhibidos en mencionado comercio.

 

Por otra parte, se pudo observar en el Automercado Suramerica, ubicado en el municipio Diego Ibarra, que la caja registradora de dicho comercio estaba desconfigurada, por tal motivo se procedió a realizar un muestreo del día 26-08-2017, donde arrojó una diferencia entre el reporte de la caja registradora y del punto de venta de más de 4 millones de bolívares, dinero el cual no fue declarado.

 

Asimismo, se pudo verificar que el sujeto de aplicación no poseía documentación de los últimos tres meses del Impuesto Sobre La Renta (ISLR), ni el Registro Único de Personas que Desarrollan Actividades Económicas (RUPDAE).

 

Además de no contar con habladores, no cumplían con las normas de salubridad en el lugar, al mismo tiempo había presencia de Usura de Operaciones de Financiamiento, Obligatoriedad de Inscripción, Expendios de Alimentos o Bienes Vencidos, por lo que se remitió el caso de manera inmediata al organo competente.

 

Inspección en bodega La Parada del Enano

Dicha inspección también se llevó a cabo en Guacara municipio de la entidad carabobeña, donde se realizó la inspección al sujeto de aplicación La Parada del Enano, 2016. Donde fue hallada la cantidad de 646 kilo gramos de alimentos, comprendidos entre: harina precocida de diferentes marcas, pasta en distintas presentaciones, arroz y azúcar. Además de 133 litros de aceite vegetal.

Los establecimientos visitados, Comercializadora Deras 23 y el antes mencionados, los fiscales actuantes aplicaron una multa total de 26 mil Unidades Tributarias (U.T). 

De acuerdo a los delitos que los mismos cometían, tipificados en la Ley Orgánica  de Precios Justos, se encuentra las Infracciones por Incumplimiento de Formalidades (Art.46) y la Usura en Operaciones de Financiamiento (Art.59), además se presume el Acaparamiento (Art.52), donde restringían la oferta y circulación de los bienes regulados. 

Esto llevó a los funcionarios del ente regulador a tomar Medidas Preventivas (Art. 70), en la bodega La Parada del Enano, 2016, donde se realizó una venta supervisada, beneficiando aproximadamente  a 450 personas.